1 3 mins 14 años

Para la realización de cualquier actividad es necesario estar en condiciones óptimas, tanto física como psicológicamente, que nos permitan potenciar nuestras capacidades y obtener mejores resultados. Uno de los aspectos más importantes para todo integrante de una rondalla es la voz, así que hoy vamos a hablar de algunos de los cuidados necesarios que ésta necesita. Es cierto que la mayoría de los problemas aquí descritos encuentran mejor solución con una adecuada técnica de canto, sin embargo, puedes aplicar estos sencillos consejos de manera complementaria.

Fisiológicamente la boca no es un órgano diseñado para que el aire circule dentro de ella. Es por ello que, cuando cantamos, la boca tiende a resecarse, oxidando la saliva e inhibiendo sus grándulas. Pero, ¿por qué respiramos con la boca? Porque la inspiración bucal por lo regular es más rápida que la nasal, aunque con una buena función nasal es posible inspirar por la nariz.

Para cuidar de nuestra voz y evitar posibles problemas es importante tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Cerrar la boca en cuanto sea posible para propiciar que las glándulas bucales comiencen de nuevo a segregar saliva.
  • Relajarse durante los tiempos en los cuales no se participa, para minimizar la fatiga sobre la fonación.
  • Agilizar el ensanchamiento de las aberturas de las fosas nasales.
  • Sonreír de manera deliberada, ya que, además de favorecer la proyección escénica, ayuda a abrir las fosas nasales.
  • Evitar el consumo de tabaco, ya que éste es agresivo con el corazón, pulmones y garganta.
  • Hidratar continuamente las cuerdas vocales con agua, evitando a toda costa las bebidas alcohólicas y el café, ya que éstas eliminan agua del organismo. También es posible realizar gárgaras con una solución de 1/2 de cucharadita de sal, 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio y 1/2 cucharadita de miel de abeja en un vaso de agua tibia.
  • No aclararse la garganta ni toser enérgicamente, ya que ambas acciones resultan dañinas a las cuerdas vocales. Una alternativa para aclarar la garganta es aspirar profundamente, mantener la respiración durante unos 10 segundos y pronunciar una H forzada y silenciosa mientras se exhala aire.

Ante todo es importante mantener un buen estado de salud. Consulta un otorrinolaringólogo, él te podrá realizar un examen de oídos y garganta, te ayudará a corregir algún problema (si es que existe) y te será muy útil para estar en óptimas condiciones físicas para cantar.

Una opinión sobre “Recomendaciones para cuidar tu voz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *